26 jul. 2015

Thalía se deja ver al extremo.


Lo suyo es irse a los extremos, al menos en lo relacionado con las actividades deportivas, porque Thalía goza los desafíos en el mar, las montañas y la nieve.En un receso de sus vacaciones por Italia, la cantante concedió una entrevista en la que habla de ese gusto por experimentar la libertad total con sus pasatiempos.
"Siempre he sido muy extrema en mis gustos por el deporte y en general en la vida", señala en exclusiva Thalía.La intérprete disfrutó del verano en la en la isla de Cerdeña, acompañada de su esposo Tommy Mottola y sus dos "amore mío", como se refiere en las redes sociales a sus hijos Sabrina Sakaë y Matthew Alejandro.
Antes, la familia Mottola Sodi pasó días de relax en Aspen."Me gusta mucho el alpinismo, escalar montañas, bucear, esquiar en nieve virgen y practicar los deportes acuáticos".Aclaró que su gusto por los deportes acuáticos no son de ahora, sino desde adolescente, aunque no propiamente en una isla de Italia.

"Soy niña del 'Teques' de los 80. (El esquí acuático) Lo aprendí de adolescente en el lago de Tequesquitengo", comenta."Cada fin nos íbamos mis amigos y yo a esquiar todo día". Pero además de los deportes que practica la también empresaria de 43 años sorprende por conservar su cuerpo esbelto y su diminuta cintura, pese a que ha sido mamá en dos ocasiones.

También amante del yoga, la ex Timbiriche fue cuestionada en torno al secreto que conservar esa cinturita. "No sé cuánto mide, pero sí sé que es un milagro el que todavía sobreviva a mi forma de comer de toda una vida", expresa en esta entrevista vía e mail."¡Soy también 'extrema' hasta para comer!", responde para dejar al término de su comentario una carita feliz.

0 comentarios:

Publicar un comentario