11 mar. 2013

Thalía y Tommyafirman que no se divorciarán.

Aunque el sólido matrimonio se ha visto salpicado últimamente por los rumores que apuntan a una crisis en su relación, la estrella mexicana se ha afanado en desmentir categóricamente las especulaciones a través de su arma más poderosa: las redes sociales. Ignorando aquellos comentarios que aludían a las supuestas infidelidades del productor como causa principal del deterioro del romance, Thalía no ha dejado de proclamar en su perfil de Twitter el amor que siente por su marido, y en este caso también ha puesto de manifiesto cómo le alegran el día las destrezas gastronómicas del magnate de la música.

"No hay nada mejor que una deliciosa pasta italiana hecha en casa. Bueno, es mejor aún si es tu marido quien te la prepara", aseguró la cantante a través de un mensaje publicado en su perfil de la red social, al que adjuntó una tierna fotografía de la pareja abrazada al calor de los fogones.

Con este nuevo gesto Thalía podría desterrar definitivamente unas especulaciones sobre su vida sentimental que, sin embargo, no han cesado desde el pasado día de San Valentín. Al tiempo que la artista celebraba el día de los enamorados con su entusiasmo habitual, numerosos medios de comunicación se hacían eco de la rumorología sobre los devaneos amorosos de Mottola y el hipotético hartazgo de una intérprete que se habría planteado pedir el divorcio. Las optimistas letras de las canciones de la diva, envueltas de ingenuo romanticismo, no podrían contrastar más con el desolador retrato que la prensa hacía de su matrimonio.

"Tommy Mottola siempre ha tenido esa fama de coqueto con estrellas, con mujeres guapísimas. Dicen por ahí que si una vez lo hizo, seguirá haciéndolo. Quizá lo que a nosotros nos parece terrible, a ella no le parece una prioridad. Quizá a ella le da igual", comentaba el locutor radiofónico Gabo Cuevas en el programa mexicano 'Fórmula Espectacular'.

Más allá de la actitud que Thalía pueda mostrar hacia el estado de salud de su romance, lo cierto es que, en público, la polifacética artista se ha tomado a broma todas las referencias negativas a su vida íntima. En la reciente gala de los premios Lo Nuestro, la mexicana soltó una sonora carcajada cuando los reporteros le pidieron su opinión sobre el asunto, y después bromeó sobre el ficticio idilio entre su marido y Emilio Estefan, ambos mantienen una profunda amistad como origen de todas las conjeturas. Además de insistir repetidamente en que sus 12 años de romance con Mottola, con quien tiene dos hijos, no han sufrido ningún contratiempo de importancia, Thalía se permite el lujo de revelar públicamente los detalles del idílico día en que el representante de artistas le pidió matrimonio ante la puesta de sol de Miami.

"Recuerdo que estábamos paseando por el paseo marítimo de Miami, y nos paramos en un muelle para ver la puesta de sol. Esto fue poco más de dos años antes de la boda, y el cielo estaba teñido de morado y naranja. Le dije a Tommy: 'Todo esto es perfecto, me podría morir ahora mismo y estaría satisfecha'. Solo hacía un año que nos había presentado nuestro amigo Emilio Estefan, pero Tommy mostró una gran determinación y me dijo: 'Si crees que ya puedes morirte y no quieres que esto acabe, espérame un momento'. Y se marchó corriendo para volver al rato con un anillo de boda", confesaba la cantante en una entrevista que, posteriormente, se incluyó en el libro biográfico de su esposo.
 
Fuente: Caracol



0 comentarios:

Publicar un comentario