1 dic. 2009

Thalía: “He vivido muchísimas vidas”.

Thalía ha pasado casi toda su vida en el ojo público, pero lejos de alejarse, ella busca afianzar su posición de privilegio en el gusto del público.

Por primera vez en su carrera, la cantante de 38 años publica un disco en vivo, llamado Primera fila , el cual sale a la venta mañana pero llegará a nuestro país a finales de esta semana, según detalló su disquera Sony Music.

La intérprete mexicana habló en exclusiva con Viva , vía telefónica desde Nueva York, la semana pasada y lo hizo sin reparos en una reveladora conversación.

Thalía se refirió a su batalla contra la enfermedad de Lyme, la cual asegura que le dio un golpe a su carrera, pero no se dio por vencida.

Además, aprovechó para enviar un saludo a sus fans en el país. “Yo quiero estar allá, les mandó un beso y pura vida”, afirmó la vocalista.

Este es un extracto de la conversación, cuya versión completa podrá encontrar en nacion.com.

¿Por que decidió grabar un disco en vivo, el primero de su carrera?

Siempre tuve esa necesidad de hacer un disco en vivo. Siempre soñé con hacerlo, pero nunca tuve cómplices; afortunadamente conocí a estas personas maravillosas que creyeron en mi visión y la llevaron más allá de mis expectativas y así fue como surgió Primera fila .

Estuvimos un año y dos meses buscando cada canción, encontrando los compositores ideales, las canciones precisas y ensayando y preparándome con clases de canto por seis meses y haciendo ejercicio; todo enfocado para ese día de la grabación de este CD/DVD.

Precisamente, le iba a preguntar sobre el DVD, en el cual se incluye un documental donde se muestra muy vulnerable, ¿por qué decidió compartir esa parte tan íntima?

Porque creo que es el momento, me siento contenta con quien soy, estoy bien planteada, bien parada en mi terreno y quería que la gente viera a la misma Thalía que está en su casa con sus jeans y sus tenis, relajada, jugando con su hija y pasándosela bien o la misma Thalía que se agarra el cabello con una colita de caballo, con muy poquito maquillaje y se va al cine con sus amigas o a comer pizza.

Esa misma Thalía la quise subir al escenario, quise que la gente me diera la oportunidad de presentarme tal cual soy, sin tanto vestuario, fanfarria ni bailarines; simplemente enfocarnos en lo que es la buena música y una interpretación de alma y corazón y buenas canciones.

Hay una parte en la que se le salen las lágrimas y dice que quiere poder volver a cantar como aquella niña que soñaba en su cuarto, ¿llegó a abrumarla la fama?

La fama te va llevando a diferentes caminos. Uno empieza su carrera con estrellas en los ojos, queriendo compartir historias con la gente y soñar pero, de pronto, llegan todas las imágenes y estereotipos acerca de tu persona que se van cruzando en el camino y, de pronto, entre la prensa y la fama, uno se pierde y es un poco retomar esa primera pasión hacia la música.

¿Usted cree que la fama le robó o le quitó algo?

Yo creo que todo ha pasado por un plan. Todo tiene un porqué en la vida. Creo que la fama ha sido espectacular y me ha llevado a diferentes países en todo el mundo. Son 180 países que conocen mis telenovelas, son más de dos billones de personas los que han visto mis shows de telenovelas. He ido a cantar a tantos lados y llevado mis canciones haciendo el crossover (transición a otros mercados) en español con Amor a la mexicana y Piel Morena en el mundo entero. Esa fama de alguna forma sí te altera un poco, siempre he sido una persona que ha tenido los pies bien puestos en la tierra, pero sí de pronto te dejas llevar y si haces un show impactante, el próximo tiene que ser más y, luego, el próximo tiene que ser un nuevo reto y más explosivo y tú misma compites con tus logros.

¿Se puede decir, entonces, que no se arrepiente de ninguna de las decisiones que ha tomado?

Jamás. Todo ha sido espectacular y cada decisión me ha llevado al lugar donde estoy hoy día y, gracias a cada una de esas decisiones, he conocido gente hermosa y he tenido la fortuna de que muchas personas me sigan desde chiquititos y, para mí, ese es un logro y una bendición.

¿Cree que hay cierta parte de la prensa y del público que subestima su talento?

No. Yo creo que así es como funciona esto. A la prensa a veces le encanta distorsionar historias para vender más y, de pronto, uno se queda callado para que crezca la bolita y, después, el público interviene y es como un juego de estira y afloja, pero la esencia, que es lo importante del artista, es lo que la gente quiere y respeta.

La gente sabe quién soy y que siempre he actuado de corazón y siempre he estado presente para alegrar la vida y cantarles acerca del amor y la felicidad y me han dado esa oportunidad.

En el concierto se aleja del glamour característico de otros años, ¿podemos decir que es este un disco más serio?

El hecho de que sea en vivo y que las canciones sean espectaculares en cuanto a la lírica y que tenga unos músicos impresionantes le da otro contexto, valor y densidad. Siento claramente que es el mejor de mis trabajos hasta ahora, sin demeritar a mis anteriores discos. Todos han sido un reflejo de Thalía en ese momento, con ese conocimiento que ella tenía y las ganas que tenía en su vida. Cada disco ha sido espectacular, a mi punto de vista, porque me he entregado no al cien, si no al mil por ciento, pero este disco si de veras es como la consolidación. Si hubiera una graduación en el mundo de la música, este sería mi disco de graduación.

El próximo año cumple 20 años de carrera como solista, ¿cómo evalúa su trayectoria?

Yo empecé a los siete, así que ya tengo casi 30 años de estar en esto. Sinceramente siento que ha sido como montarse a una montaña rusa e ir para arriba, para abajo, rápido y despacio. Ha sido como titánica la labor y siento que he vivido muchísimas vidas en una; sin embargo, sigo aquí, feliz y positiva y buscándole lo mejor a la vida y sigo tratando de contagiar ese amor por la vida a la gente.

Al mirar para atrás, ¿qué opina de aquellos mechones rubios y aquellos sujetadores de margaritas que la hicieron famosa al inicio de su carrera como solista?

Que son fabulosos y fantásticos y que son parte de esa historia y me fascina ver que siempre fui atrevida y siempre he hecho lo que me salió del corazón y nunca me importó nada más que expresarme. Eso es lo importante: respetar tus deseos, y, siempre que veo todos esos vestuarios , cabellos y maquillajes, me respeto más porque digo: ¡Qué maravilla que lo hiciste! ¡Todo lo que quisiste, lo has hecho! ¡Bien por ti!

Son pocos los artistas que logran mantenerse en la cima por mucho tiempo, ¿le teme al fracaso?

No. Yo creo que es una pérdida de tiempo pensar en eso. Yo siempre trato de ver las situaciones y el trabajo que hago como una oportunidad para expresarme y compartir mi vida con otros.

Nunca he tratado de verlo de forma competitiva.
Tal vez cuando estás en las telenovelas, si ves que estás en el mismo horario, pero de ahí en fuera no hay nada, simplemente es contigo mismo y quieres mejorar y pulirte más.

Su más reciente material discográfico no tuvo el mismo impacto de otras producciones suyas, ¿a qué lo atribuye?

A que nadie estuvo ahí... No estuvo el artista y no estuvo la disquera. Hubo un disco precioso ( Lunada , 2008), hecho por uno de mis grandes amigos, Emilio (Estefan), casi un hermano mío, y fue el momento en que la compañía de entonces despidió a, no sé, 100.000 empleados y estaban enfocados en reestructurar su compañía y yo estaba ocupada en reestructurar mi salud; entonces, realmente nadie estuvo

Incluso algunos medios dijeron que se había derrumbado el ‘mundo de cristal’ de Thalía, ¿qué respuesta tiene a esos comentarios?

Cuando hablan sin conocimiento de las cosas y los factores, entonces no tengo nada que hablar acerca de eso. Cuando se habla con investigación veraz, que es lo que un periodista debe tener en la manos antes de escribir, entonces ahí es cuando uno da su punto de vista.

En vivo. ¿Qué significó para usted ser la segunda en participar en la serie Primera Fila, de Sony Music, después de su compatriota Vicente Fernández?

Es algo espectacular. Imagínate el señorón que es mi compatriota que ha llevado la música mexicana al mundo y de ahí, hacer yo este Primera fila es una gran oportunidad.

¿Cómo escogió los temas que se incluyeron en este disco, que trae clásicos de Roberto Carlos y Juan Luis Guerra?

Vivimos un proceso de escoger las canciones, vivirlas y amarlas. Hay nombres tan maravillosos como Juan Luis Guerra, Ricardo Arjona, Espinoza Paz y los nuevos cantautores como Reyli, Mario Domm, Leonel (García) el ex-Sin Bandera y tantas otras personalidades de la música que son parte de este grupo de canciones que tengo en Primera fila .

¿Cómo fue grabar al lado de Joan Sebastian?

Espectacular, por algo es llamado el poeta del pueblo. Este tema que hizo ( Con la duda ) es uno de los favoritos de la gente y que no solamente me diera la canción, sino que me dijo: ‘Thali, yo la canto contigo’ y se subió al escenario; eso le da un tono de compañerismo y euforia al show .

¿Cómo llegó el sencillo Equivocada , escrita por Mario Domm, de Camila, a sus manos?

Esta canción llegó a través de la disquera y, desde que la oímos la primera vez, es un tema que te conmueve. Como yo digo: yo la canto en femenino, pero es una canción asexual, pero quien la escucha, hombre o mujer, lo sacude, porque es una canción que te hace preguntarte si eres feliz o inmensamente triste. Es de reflexión y tiene unos arreglos espectaculares.

¿Cómo va esa vida de madre?

Increíble, es lo más grande que me ha pasado. (Sabrina) es ese ser hermoso que me ha hecho redescubrir el mundo y verles a las personas lo positivo, verle a la naturaleza la belleza, verle a las oportunidades un nuevo resplandor y tratar de hacer un mejor mundo para ella.

¿Ha pensado en tener más niños?
Sí, me encantaría obviamente. Ahorita que ya cumplió dos años, me fascinaría poder encargar, así que estamos planeando eso mi marido y yo.

El próximo año cumple diez años de matrimonio, ¿cuál ha sido el secreto de su unión?

Ya llevamos doce años de estar juntos. Es el hecho de que no es mi pareja, si no es mi parejo, mi parejo en todo, mi parejo emocional, espiritual, en sueños y anhelos. La clave es esa, verte como iguales, respetarte y amarte y estar en las buenas y en las malas.

¿Qué mensaje tiene para esos fanáticos que han estado con usted en las buenas y en las malas?

Que los amo, que gracias. Me encanta leer sus cartas y sus email . Es una fascinación que mantengan el sueño vivo; mis sueños, mis anhelos, mi actuación, mi mundo empresarial, con todo eso en lo que ellos son partícipes y hacen que no solo sea mi historia, pero que también se involucren en ella.

Fonte: Nacion.com

0 comentarios:

Publicar un comentario